El Área de Niñez y Familia anima y coordina la labor de las obras socioeducativas comunitarias diocesanas, que funcionan en contextos de pobreza, y que integran la “Red de Jardines y Centros Comunitarios” y la “Red de Centros Educativos Comunitarios” respectivamente.

El Trabajo en Red le permite al Área generar sinergias entre los miembros, potenciando así los espacios desde los que se promueve el desarrollo integral y el ejercicio pleno de Derechos de los niños /niñas y familias de las comunidades donde se encuentran insertos los centros diocesanos a partir del compromiso social del Evangelio.

La Red de Jardines y Centros Comunitarios está formada por 30 obras en las que asisten 3.397 niños y niñas de entre 45 días a 5 años de edad, teniendo como eje central la primera infancia y las familias.

La Red de Centros Educativos Comunitarios recibe en las 33 obras que la integran, a 3.457 niños y niñas de entre 6 a 14 años de edad que concurren a esos espacios, a contraturno de las instituciones educativas formales.

Formación, capacitación, gestión, desarrollo de proyectos y comunicación son las principales líneas de acción a través de las que el Área acompaña a los Centros.
A partir de una planificación integral, se establece una trama de relaciones, articulaciones y vínculos entre personas y/o instituciones para el logro de un objetivo común: “Animar y Acompañar procesos comunitarios participativos, respetando la identidad cultural y promoviendo el cuidado de nuestras infancia y familias”.

Manteniendo ese enfoque integrador e inclusivo, se aborda la tarea cotidiana brindándoles desayuno, almuerzo y merienda a diario, atención psicopedagógica y social, apoyo escolar, salidas recreativas y educativas, acompañamiento espiritual y talleres orientados al arte, la cultura y la educación popular.

Share