Se realizó el 15 de febrero la IX Jornada de Capacitación docente y el Encuentro de Directivos y Coordinadores de Centros organizada por la Junta Regional de Educación Católica (JUREC) del Obispado de San Isidro, donde se dieron cita quienes trabajan en las obras educativas diocesanas.

Esta edición –que reunió a 2200 participantes en las instalaciones del Colegio Marín-, y cuyo tema fue “Desafíos del educador: entre la identidad y la innovación”, ofreció un recorrido constituido por ponencias, charlas y talleres destinados a la reflexión sobre diversos aspectos del campo pedagógico.

Monseñor Oscar Ojea, Obispo de la Diócesis de San Isidro, presidió la Misa con que dio comienzo la Jornada y en cuya homilía planteó que: “En este último tiempo, hemos creado muchas técnicas buenas para poder cuidar la vida, controlarla, prevenirla, pero vamos ejerciendo cierto control frente a la vida a través de la técnica, de la ciencia, entonces nuestros jóvenes se van admirando cada vez por menos cosas, porque las cosas están más o menos preparadas”, expresando luego que: “me parece que en una educación cristiana tenemos que acostumbrarnos juntos, docentes, alumnos, a poder enfrentar mejor, lo que no podemos dominar, lo que se nos va de las manos, lo que va más allá de nosotros. Por supuesto que tenemos que prepararnos para prevenir, pero no para controlar todo, porque después nos quedamos tan frágiles frente a aquello que no podemos controlar, nos perdemos lo mejor de la vida, esa capacidad de asombro, de sorpresa, frente a lo imprevisible, frente a la novedad continua de la vida, que es como un mar que no se puede contener, porque no se puede poner un dique al océano, pero sí nos podemos preparar juntos, para poder asumir, enfrentar y vivir lo imprevisible”. Al concluir expresó con esperanza: “Que podamos ayudar a entrar en el deseo verdadero de Dios que tiene cada persona, para que pueda intercambiarlo con el Señor y ser singularmente sí mismos, ser aquello solamente, lo que cada uno está llamado a ser y a aportar en este mundo, y sin ese aporte el mundo pierde una enorme riqueza”.

Durante la mañana el programa de la Jornada estuvo constituido por las ponencias de dos reconocidos profesionales del ámbito educativo: el Licenciado Jorge Ullúa y Juan Ignacio Fuentes; ambos compartieron nuevas perspectivas frente al desafío de educar en la actualidad a quienes son protagonistas de un fuerte cambio tecnológico y que por ello plantean otros modos de aprendizaje y de vinculación en el ámbito en el que se desarrolla la práctica educativa. Finalizado el panel los participantes pudieron acceder a los 28 talleres en los que, con distintos profesionales a cargo, podían reflexionar sobre distintas temáticas que hacen a la labor educativa en cada una de sus instituciones.

Luego del mediodía, la actividad continuó con un encuentro dirigido a los equipos directivos de los colegios y a los coordinadores de los centros educativos comunitarios, quienes reunidos en grupos, compartieron experiencias y abordaron los desafíos planteados en la Jornada desde su rol en la conducción de las instituciones educativas.

 

Share